Bebés y más
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Poner un chupete a un bebé es un gesto que suele darse por sentado, como algo natural, pero que en la práctica no lo es tanto y puede significar un gran paso para muchos padres. En primer lugar, muchas madres prefieren esperar el momento adecuado para introducirlo de manera que no interfiera en la lactancia materna. De hecho, a Asociación Española de Pediatría (AEPED) recomienda evitar el chupete durante el primer mes de vida, período a partir del cual se considera que la lactancia ha quedado correctamente establecida. Es entonces cuando los pediatras creen que es apropiado introducirlo, e incluso beneficioso, ya que reduce el riesgo de muerte súbita en el lactante.

El problema llega para muchos padres cuando deciden recurrir al chupete como ayuda para calmar a su bebé en ciertos momentos. Y es que, entre la gran variedad de opciones disponibles, a veces cuesta dar con el modelo ideal. ¿Cómo saber cuál es el chupete adecuado para nuestro bebé? Debemos atender a una serie de criterios, más allá del estético.

Elegir la talla correcta

En primer lugar, a la hora de seleccionar el mejor chupete para nuestro bebé, debemos fijarnos en la talla. Por lo general, nos encontraremos con tres tallas disponibles:

  • 0-6 meses o talla 1: es la que llevan los bebés desde que nacen hasta los seis meses.
  • +6 meses o talla 2: es la talla de chupete indicada para bebés a partir de los 6 meses (normalmente hasta los 12 o los 18 meses).
  • +12 o 18 meses o talla 3: es la talla para los mayores, siempre a partir del año.

Obviamente, el primer chupete del bebé debe ser uno de 0-6 meses (o +0). Aunque la talla debe ser siempre algo orientativo a la hora de cambiar de chupete a medida que nuestro bebé va creciendo, ya que será su desarrollo bucal el que marque el ritmo. Así, cuando observemos que el chupete ya no se adapta perfectamente a su boca (la tetina se queda corta), será el momento de pasar a una talla superior. Por el contrario, si usamos una talla demasiado grande, lo notaremos pronto al observar que el bebé lo rechaza (hablamos de bebés ya acostumbrados al chupete) o le dan arcadas.

¿De qué material está hecho?

chupete todosilicona

En cuanto al material de la tetina, podemos encontrar tanto chupetes de látex como de caucho y de silicona. Las tetinas elaboradas con látex o caucho son aquellas de color ámbar con una consistencia más blanda y menos resistente. Aunque son materiales naturales, al ser porosos son capaces de retener la humedad y, por tanto, generar olores o sabores, así como dar lugar a la acumulación de bacterias. Además, tanto el látex como el caucho tienden a alterar su forma con el uso continuado y los lavados sucesivos, por lo que es necesario reemplazarlos con frecuencia.

En cuanto a los chupetes de silicona, cuentan con tetinas transparentes con una consistencia más resistente que impide que se deformen o deterioren con el uso. Podemos encontrar también chupetes todosilicona, que están realizados en una sola pieza de este material, de manera que resultan muy suaves y apropiados para las pieles delicadas de los recién nacidos.

En el caso de los chupetes de Dr. Brown’s cabe destacar que todos los modelos están fabricados en silicona médica 100%, material recomendado por los odontopediatras porque evita la proliferación bacteriana y no causa alergias.

En cuanto al escudo del chupete, es decir, el soporte rígido al que va anclada la tetina (excepto en los diseños que son todogoma), es importante descartar aquellos diseños elaborados con compuestos como el bisfenol-A o BPA. Así, los chupetes de Dr. Brown’s están fabricados con fórmulas libres de BPA.

Tipos de chupete y ventajas

Además de por la talla, el material y el diseño, que puede resultarnos más o menos atractivo a los padres, debemos valorar bien las características de cada tipo de chupete y las ventajas que ofrece.

Chupetes todogoma

todosilicona

Chupete todosilicona de Dr. Brown’s

Son esos chupetes elaborados en una sola pieza para proteger la cara y la nariz del bebé, en especial, su delicada piel. Están pensados como primer paso en la introducción del chupete en el pequeño, a modo de transición. Por eso están indicados como primer chupete para los recién nacidos y solo están disponibles en la talla 0+.

En el caso de los chupetes todosilicona de Dr. Brown’s, están elaborados en silicona médica 100% con una tetina cuya forma es idéntica a la de los biberones de boca estrecha de la marca, para que la transición sea aún más fácil.

Chupetes ortodónticos

Son aquellos chupetes diseñados para fomentar un correcto desarrollo de la cavidad oral, algo que preocupa a muchos padres a la hora de decidir si introducir o no el chupete en la rutina del bebé. Por eso, este tipo de diseños están pensados para minimizar el impacto en el desarrollo del peque en lo que a la cavidad bucal se refiere, para evitar los problemas que en un futuro podrían causar los chupetes tradicionales respecto a la colocación de los dientes, el desarrollo del habla, la respiración, etc.

¿Cómo son los chupetes ortodónticos? Tienen la base de la tetina fina para interferir lo mínimo posible en la lengua y los dientes y reducir la presión en la mandíbula que suelen provocar los chupetes convencionales.

Prevenir problemas odontológicos

PreVent de Dr. Brown's

Chupete PreVent de Dr. Brown’s

En concreto, los chupetes ortodónticos de Dr. Brown’s, que han sido diseñados por el odontopediatra Dr. John Davis, cuentan además con un canal de aire que permite reducir la presión en el paladar durante la succión con el fin de prevenir problemas odontológicos como los referentes a la mordida. Igualmente, estos chupetes tienen una tetina ortodóntica con el bulbo hueco, pensada para mejorar la colocación en la lengua y reducir el impacto en la paladar.

Entre los chupetes ortodónticos de Dr. Brown’s encontramos diferentes opciones para satisfacer los gustos del bebé y las necesidades de los papás: PreVent Mariposa, con un escudo contorneado más cómodo para el bebé; PreVent Nocturno, que se ilumina en la oscuridad para encontrarlo fácilmente en la noche; PreVent Clásico, con un escudo tradicional con orificios para favorecer que la piel del bebé respire, y el chupete PreVent Animal Faces, con simpáticos diseños y escudo clásico.

Chupetes reversibles

Son un tipo de chupete que se caracteriza por su tetina redondeada, pensada para que el bebé pueda succionarla en cualquier posición. Así se logra calmar su reflejo de succión sin necesidad de reparar en la colocación de la tetina, lo que resulta muy útil por las noches, en los momentos en los que el bebé pierde el chupete o en los momentos de llanto inconsolable, en los que necesitamos colocárselo rápidamente para calmarlo.

Es el caso de los chupetes Advantage de Dr. Brown’s, diseñados con una tetina simétrica reversible elaborada con silicona 100% y con un escudo de diseño abierto para evitar irritaciones en la piel del bebé. Además, la versión nocturna de este chupete (Advantage nocturno de Dr. Brown’s) se ilumina en la oscuridad para facilitar que el niño o los padres lo puedan encontrar fácilmente cuando lo necesiten.

Chupetes con funcionalidades adicionales

El universo del chupete ha evolucionado enormemente en los últimos años, dando lugar a soluciones que benefician a bebés y padres en la crianza. Hay opciones que merece la pena conocer y valorar:

Nocturnos

nocturno

Chupete nocturno PreVent de Dr. Brown’s

Los chupetes nocturnos tienen la peculiaridad de que se iluminan en la oscuridad. Esto permite encontrarlo rápidamente durante la noche o en condiciones de poca luz, tanto a los padres como al bebé, cuando es capaz de manipularlo por sí mismo. Por eso, este tipo de chupetes están disponibles desde el nacimiento hasta los 18 meses.

Cuando pierden intensidad, solo tenemos que acercarlos a una fuente de luz para que se recarguen y vuelvan a brillar en la oscuridad.

De mariposa

chupete prevent mariposa

Chupete PreVent mariposa

Cuando decimos que un chupete es de mariposa, nos referimos a una forma concreta del escudo, que nos recuerda precisamente a este insecto. Son diseños pensados para proporcionar una mayor comodidad al bebé, ya que permiten una mayor circulación de aire alrededor de su boca que facilita que su delicada piel respire.

Así, este tipo de escudo contorneado con forma de mariposa deja más espacio libre en torno a la nariz y las mejillas, evitando irritaciones y respetando la piel del pequeño.

Ahora que conocemos las ventajas de los diferentes tipos de chupete, solo queda decidir cuál es el que más conviene a nuestro bebé y disfrutar de su crianza con las ventajas que nos ofrecen.