Bebés y más
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La leche materna o de fórmula ha de ser el único alimento del bebé hasta los seis meses y la principal fuente de nutrientes desde entonces hasta el año. Y a la hora de poner en práctica estos requisitos de alimentación en el primer año de vida, hay tantas maneras de afrontar la lactancia como familias. Muchas de ellas, por diversas circunstancias, optan por la lactancia artificial o la lactancia mixta (tomas de leche materna complementadas con leche de fórmula), ya sea desde el nacimiento del bebé o pasadas unas semanas.

Igual que la lactancia materna implica una serie de retos y particularidades, también la artificial tiene su ciencia. Bien lo saben los padres y madres que se enfrentan por primera vez a la la tarea de seleccionar la tetina más apropiada para su bebé o a la meticulosa preparación de un biberón.

Como a la hora de dar el pecho, apoyarse en los consejos de los profesionales y la experiencia de otros padres nos ayudará a superar las dificultades y gozar de la confianza necesaria para alimentar a nuestro bebé con leche artificial satisfactoriamente. Esto es todo lo que debemos saber.

Accesorios para la lactancia artificial

Al igual que en el caso de la lactancia materna puede ser de gran utilidad recurrir a extractores de leche y bolsas de almacenamiento por muy diversas razones, en la lactancia artificial o la mixta hay accesorios que son imprescindibles para dar respuesta a las diferentes necesidades que se nos irán planteando.

lactancia artificial tetina

El primero y más esencial es, sin duda, el biberón. Aunque, al contrario de lo que a priori pueda parecer, seleccionar el adecuado para garantizar una lactancia cómoda para el bebé y los padres puede resultar abrumador. En primer lugar, a veces cuesta que el bebé acepte la tetina y esto dependerá mucho de en qué momento se introduzca el biberón. Si es en el nacimiento, probablemente no habrá ningún problema, pero si se introduce una vez iniciada la lactancia materna, puede que el pequeño se sienta incómodo o extraño al principio con las tetinas.

La clave para acertar en este caso reside, por una parte, en seleccionar una tetina que cuente con gran aceptación (como la tetina de silicona de boca ancha de Dr. Brown’s). Y, por otra, en insistir más de una vez con la misma tetina a modo de práctica para favorecer que el niño se acostumbre.

Biberones anticólico

La otra gran cuestión asociada al biberón es la ingesta de aire durante las tomas, que puede causar grandes trastornos en el bebé y, por extensión, en la convivencia familiar. Y es que un biberón inapropiado puede provocar que el pequeño sufra gases, regurgitaciones y episodios de llanto incontrolado (cólicos) que son difíciles de calmar y generan gran frustración en los padres.

Para evitarlo, conviene confiar la alimentación del bebé a un biberón con sistema anticólico como los biberones Options+ de Dr. Brown’s, los únicos que han demostrado clínicamente reducir estos episodios tan temidos en las familias con bebés. De hecho, no solo previene estos problemas, sino que disminuye el riesgo de que el bebé sufra otitis en el oído medio. Además, su sistema de ventilación simula un flujo continuo que imita al del pecho, lo que resulta ideal si el bebé se alimenta con lactancia mixta.

Comodidad, dentro y fuera de casa

disepensador leche polvo

Otro de los accesorios esenciales para la lactancia artificial son los dispensadores de leche en polvo, muy útiles para transportar las dosis necesarias para preparar biberones fuera de casa, tanto en el día a día como de viaje. El dispensador de leche en polvo de Dr, Brown’s permite transportar la medida para preparar hasta tres biberones de 250 ml, permitiendo gran autonomía y libertad a las familias con bebés. Todo ello, gracias a sus tres compartimentos independientes y a un cómodo orificio que se cierra con tapón a presión.

El calientabiberones es otro de esos accesorios que resultan muy útiles a las familias que alimentan a sus bebés con leche de fórmula. En el caso del calientabiberones de Dr. Brown’s podemos calentar gradualmente el biberón hasta alcanzar la temperatura ideal en pocos minutos (entre 2-8 minutos), garantizando así que el bebé no se quemará (como podría pasar con el microondas o el fuego). Además, tiene la ventaja de que permite calentar otros recipientes con comida (purés o papillas) e incluso esterilizar chupetes y accesorios pequeños.

Otros artículos, aunque no imprescindibles en casa, pueden resultar todo un hallazgo que facilita el día a día a los padres. Es el caso de la jarra mezcladora de Dr. Brown’s, pensada para preparar el biberón de leche de fórmula sin esfuerzo eliminando grumos e impidiendo la entrada de aire. Es apropiado incluso para cuando hay más de un bebé en casa (partos múltiples) ya que permite preparar a la vez hasta cuatro biberones.

La higiene, esencial

Higienizar exhaustivamente los biberones también forma parte del ritual diario en casa cuando el bebé se alimenta con lactancia artificial. Para ello, los cepillos de limpieza para biberones resultan imprescindibles, porque además nos permiten limpiar las tetinas. En este caso, resultará cómodo contar con un cepillo que combine cerdas y esponja, como el de Dr. Brown’s, para llegar a todos los rincones del recipiente y la tetina y garantizar una limpieza segura.

Consejos para una lactancia artificial exitosa

consejos para una lactancia artificial exitosa

Alimentar a un bebé con biberón se convertirá en un momento placentero si además de contar con los accesorios adecuados tenemos en cuenta una serie de consejos.

  • La lactancia artificial también se establece a demanda del pequeño, sin necesidad de seguir horarios. Es el pequeño el que debe imponer el ritmo y el número de tomas. Los padres nunca deben limitarlas mirando el reloj, ni tampoco preparar biberones por encima de las necesidades del pequeño.
  • Un mito aún por desterrar es el de que el biberón con cereales ayuda a dormir al bebé. Ni es cierto, ni es aconsejable para el cuidado de su salud.
  • Durante las primeras semanas, es recomendable dar el biberón al pequeño manteniendo el contacto piel con piel para favorecer el vínculo. Además, el bebé debe estar en brazos y manteniendo contacto visual con la madre para propiciar un momento de intimidad similar al del pecho. Asimismo, conviene cambiar de lado en cada toma como se haría con la lactancia materna.
  • Para favorecer el vínculo, sobre todo en las primeras semanas, conviene que sea la madre quien le dé el biberón al pequeño o, si no es posible, también el padre y una tercera persona como máximo.
  • Los pediatras recomiendan usar los primeros meses agua envasada o del grifo para preparar el biberón, siempre que esta cumpla con el requisito de ser baja en sales y nitritos.
  • Para evitar que el bebé ingiera aire, además de optar por biberones con sistema anticólico debemos atender a dos cuestiones: que la posición del bebé favorezca la verticalidad y que la tetina permanezca llena en todo momento durante la toma.
  • Para una mayor comodidad, es posible conservar los biberones preparados en el frigorífico, siempre que sean consumidos antes de 24 horas. Eso sí, una vez terminada la toma, no es posible aprovechar la leche sobrante para una toma posterior.
  • Las proporciones de agua y leche en polvo indicadas por el prospecto o el pediatra para preparar el biberón han de respetarse meticulosamente. De lo contrario podríamos causar desde déficits nutricionales al pequeño hasta problemas en su organismo.

Siguiendo todos estos consejos y con la ayuda de los productos y accesorios con los que contamos hoy en día, la lactancia artificial no supondrá ningún reto para los padres, que disfrutarán de cómo su bebé crece sano y feliz.